sábado, 12 de abril de 2014

Si te vas y me dejas, dime adios con las orejas.




 
Llevo casi 8 meses pensando que había perdido un tren. Supongo que no tendría que haber pensado en volver a esa misma estación una y otra vez, esperando que volviera a pasar ese mismo tren, tendría que haber buscado un horario en el que apareciera cuando llegaba el siguiente. Pero me aferre a que no habría más trenes que me llevaran a mi destino.

Y ahora, cuando ha pasado demasiado tiempo para saber que mi destino siempre me estará esperando. En el fondo sigo buscando aquel horario de trenes que ya no encontraré, que no se como buscarlo. Solo se que tengo que coger mi maleta, meter los trapos nuevos y volver a ir a una estación, ya aparecerá otro tren.

En el fondo de mi, solo me hace falta ir a esa estación otra vez y decir adiós con la mano a aquel tren que perdí hace tiempo.



¿Y cuando voy a la estación a decir adiós? Supongo que eso es lo más difícil...¿Y si intento llegar ahora? Aunque sea de noche....y no sepa como llegar....¿Que mejor momento para ello?





Y que mejor para terminar un post..que una canción de fito que me anime como ninguna otra, más que la de antes que cuente 10 al menos, ahora. ;-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario