jueves, 4 de abril de 2013

P.18. Me gustaste por ser libre, quien soy yo para cambiarte..



PARTE 18: “ PRESENTE".

He tardado mucho tiempo en descubrir que te quería. Suena simple, porque se oye mucho últimamente y esta desgastada la palabra. Tanto que amar se desgasta sino lo sientes antes de pronunciarlo. Todo son palabras y etiquetas que nos hacen caer en errores. Pero ahora se lo que es querer y cuando lo digo, lo digo de corazón. Porque lo siento. Hay días que no me apetece decirlo porque estoy cansada o porque no me apetece. Simplemente esos días prefiero dar un buen abrazo. De nada sirven las palabras ya. Todo lo que nos teníamos que decir, nos lo hemos dicho. 

No sabia lo que era amar hasta ahora. No sabia que era querer. Estaba confusa entre lo que sentia por Jota y Toni, siempre dando vueltas a lo mismo y sin llegar a ningún lado. Como el perro del hortelano: hoy te quiero, mañana no y pasado si. Creo que fue la carta de Toni la que me hizo darme cuenta de que si que le quería y  de que él también me quería. Sino llega a ser por su carta, quizás, hubiera dejado correr la suerte de volver a caer en los brazos de Jota.

Hoy, es otro maravilloso día que me despierto junto a Toni. Si, al principio no le quería. No le amaba, al menos como se que le amo ahora. Pero cuando le fui conociendo, le cogí cariño y después no quería que se fuera de mi vida. Aunque  creo que tarde en darme cuenta. Demasiado tarde. Pensaba que una simple moneda lo arreglaría todo y no fue así. Fuimos nosotros mismos. Nuestras ganas de estar juntos. Pero, nos dimos cuenta tarde. A veces pienso que me voy a despertar de golpe y que todo ha sido un sueño. Pero no, cada vez que me levanto le veo ahí. 

No cambiaría esto por nada. Me da miedo que acabe, que se desgaste el amor que hay entre nosotros. Pero al menos, se que ahora lo he disfrutado de verdad.

Por otra parte, a veces, reaparece Jota en mi cabeza. Fue...es y seguirá siendo una persona especial. Simplemente. Volvió a alejarse de mi. Supongo que jamás podremos ser amigos. O no.  Solo el tiempo lo dira. 


Cuando pensaba que podía controlar todas mis emociones y sentimientos sobre el amor, apareció él.  Suizas...no sea la persona definitiva con la que acabe sentada en la puerta de un porche cuando seamos mayores,  pero se que puedo agarrarle de la mano cuando estoy a su lado y sentirme protegida como si no existiera el mañana .  Quizás no pueda controlar el amor que siento hacia él, como puedo controlar un ordenador, el miedo o el estrés. Va más allá, es más complicado que eso.
 


Aunque Jota tendrá siempre un sitio en mi vida, pero ya como amigos, si quiere volver a ella. Se que hice lo correcto, que no le quería y que solo el tiempo demostró que no estabamos hechos el uno para el otro. 
 

Que bello es...que maravilloso es poder disfrutar la vida con Toni.  

Porque siempre le he tenido en mi pensamiento, me gusto por ser libre e intente cambiarle. Pero... ¿quién soy yo para cambiarle? 

"Disfrutemos lo que nos queda mis ojos claros, de aquí al final del mundo juntos y libres. Como tu y yo sabemos."



P.17. Me gustaste por ser libre, quien soy yo para cambiarte..



PARTE 17: “ LA CARTA".

Ese día cuando llegue a casa me encontré la carta de Toni en el abrigo. Supongo que ahora todo tiene sentido. Ahora sé que Toni me quiere de verdad. Y yo a él. No puedo seguir luchando por Jota.

Supongo que no me dio tiempo a correr lo suficiente para ir en busca de Toni, aunque no le encontraba por ningún lado. Me recorrí todos los bares habituales, su casa, la de sus amigos, el parque… nada. Había desaparecido.

De vuelta a casa, le vi. Ahí estaba, en el banco cerca donde me encontró llorando la primera vez que hablamos.

-Toni…
- ¿Hablaste con Jota?
- Si…
- ¿Habéis vuelto?
- No...
- Pero…
- No quiero volver con él, quiero estar contigo. Ahora lo se. Siento haber sido tan idiota. Pero dame una oportunidad. He leído tu carta y quiero que seamos felices juntos. No vale ser infelices por separado. No vale la pena esperar para que salga mal con Jota. Ya salió mal con Jota una vez, no quiero que salga mal otra. Quiero ser feliz a tu lado. Intentémoslo.
- ¿Siendo libres los dos?
-Sí, siendo libres los dos… la libertad no significa que estemos separados, solo que intentemos acomodarnos el uno al otro. Seguro que podemos. Ahora sabemos cómo somos los dos y como pensamos. Si no funciona, al menos lo intentamos.
- Si.
- Toni…
-¿Qué?
-Te quiero.
-Yo a ti también.

P.16. Me gustaste por ser libre, quien soy yo para cambiarte..



PARTE 16: “ LO QUE SABE JOTA".
-      Jota te escribí el mensaje con una intención, pero hoy estoy aquí con otra.
-      ¿Qué intención?
-      Por favor, quiero que me digas la verdad. ¿Qué pasa entre tú y Toni?
-      ¿Qué va a pasar…?
-      No te pongas chulito y cuéntamelo, venga.
-      Mira, te quiero desde el primer momento y cuando te vi con Toni en tu casa me decepciono. Había sido amigo de él hasta poco antes de conocernos. Él estuvo con mi mejor amiga y cuando lo dejaron, me trague todo lo que él había hecho mal. Mi amiga quiso dejar de saber de nuestro grupo de amigos, incluyéndome a mí. No me lo merecía.  Pero te conocí, fuiste un soplo de aire fresco en mi vida. Me diste vida. Pero discutimos, porque no sabias decirme que me querías. Sigo sin entenderlo. Pero después de encontrarte con Toni y ver la carta diciendo que querías una oportunidad, aunque fueras como amigos…no lo acepte. Bien, ahora que lo he aceptado, porque no me dices ¿por qué no me das una oportunidad a mi?
-      Porque me he enamorado de Toni. Sigo sintiendo algo por él. Si tú no hubieras desaparecido tanto tiempo cuando discutimos, no hubiera pasado esto. Te quería y lo sabías de sobra.
-      Lo sabia… ¿ahora sí que puedes decir que te has enamorado?
-      Lo digo como lo siento.
-      Vale, en fin. No sé porque me había ilusionado de que podía tener esperanzas contigo. No sé porque he esperado tanto. Tenía que haber pasado de ti desde el primer instante.
-      Pero Jota, ¿no podemos ser amigos?
-      ¿Para qué? ¿Para que Toni lo jorobe todo otra vez? ¿Para qué no volvamos a hablarnos pos su  culpa?
-      Yo no soy tu mejor amiga y no os conocí a Toni y a ti a la vez.
-      Ya lo sé. Pero duele tanto. No puedo. Sabía que tenía razón Jota el otro día…
-      ¿Qué tenía razón? ¿En qué?
-      En que es más fácil dejarte marchar para que seas feliz con otro.
-      ¿Eso dijo Toni?
-      Si. Creo que se refería a él contigo.
-      No me lo creo.
-      No te lo creas. Tu misma.

P.15. Me gustaste por ser libre, quien soy yo para cambiarte..



PARTE 15: “LA CARTA QUE LLEGO TARDE".


Dos meses después de encontrarme con la moneda, de hablar con Toni y de quedar con Jota, se que había una carta en mi bolsillo.

Perdóname, perdóname, porque te voy a arrojar a los brazos de Jota, sabiendo que no te merece. Sabiendo que has sufrido por él todo lo que tenias que sufrir. Perdóname por todo el daño que te he hecho. Perdóname por desaparecer. Por mentirte sobre la moneda. Por salir tanto con mis amigos. Perdóname porque te quiero y sabes que no me resulta fácil decirlo. Perdóname porque prometí no ilusionarme contigo y lo hice. Perdóname porque te sigo queriendo. Perdóname porque no puedo vivir sin ti. Perdóname porque solo quiero que seas feliz. Por este motivo te había estado llamando. Te escribo porque no soy capaz de decírtelo a la cara. Porque quiero que seas feliz con Jota. Intentalo al menos. Si no funciona….yo te estaré esperando.
Toni.”

lunes, 25 de febrero de 2013

P.14. Me gustaste por ser libre, quien soy yo para cambiarte..

Parte 14: "¿En que consiste?".

- ¿Entonces en que consiste tu libertad Toni?
 -No te habia pedido quedar para esto, lo sabes. 
- Si, lo supe cuando me encontre la moneda. 
- Entonces, porque no puedes esperar un poco más. Ahora....ahora, no es el momento. Queria comentarte  una cosa, quizás si que viene al tema con todo lo que ha pasado entre nosotros, pero...
-¿pero que?
-pero que me dejes hablar..
- Me estas poniendo nerviosa. Ya he tenido suficiente por hoy, nervios por esto y luego la moneda. ¿Ahora que Toni? ¿Qué pasa?
 - No levantes la voz. Quería hablarlo por teléfono, pero no me ha quedado más opción a quedar contigo y decirtelo a la cara.
- ¿Que no te levante la voz? Venga hombre... solo te pido que me expliques que quieres....¿no...no querias verme..? ¿no queria que nos viesemos?

Si, lo admito. Me decepciono bastante y me sentía confusa. Después de haberle intentado ignorar, intentar no pensar en él, no coincidir con él o irme a otro lado si le veía a lo lejos. Despues de todo, no queria verme. 

-Preferia decirte las cosas por telefono. Hubiera sido más facil.
- ¿Te crees que me ha sido fácil ignorate todo este tiempo? ¿Dejar de pensar en ti? ¿Te crees que me ha sido fácil venir  hasta aquí hoy para...para a saber que? Toma tu...maldita moneda. Me largo.
-Espera. Te explicare lo de la maldita moneda. Pero después me tienes que escuchar... hazlo por ti, no por mi. Yo soy más bien un mensajero.
-¿Un mensajero?
- Si...pero prométeme que lo que diga  diga ahora, luego lo olvidarás y seguirás escuchando lo que te quiero decir, sin rechistar sobre el tema. Sin volver a hablar sobre ello. Sin más, porque sabes que no era a eso a lo que venias. 
-No es justo...
-¿Y que lo es?
-Vale, te lo prometo.
-Entonces escucha...me cuesta mucho decirte esto ahora, porque no venia a decirte esto hoy... yo no me quería separar de ti, tu fuiste la que diste el paso de dejarlo. Tu sabes que era una excusa, no quería ser un niño como parecía que era Jota, parecía que querías a alguien diferente a él. Pero no lo era. Si quiero a alguien quiero a alguien, a igual que Jota, lo doy todo por esa persona. También me jode cuando discuto con esa persona y dejo un tiempo de hablarla. Pero ¿sabes?. Simplemente no te diste cuenta, de que vi que tu querías tiempo y algo de espacio, estabas resentida por lo que había pasado con Jota, pero yo.....yo...te..quería.  Simplemente, no dejaba de pensar que tu no dejabas de dar vueltas al tema de Jota, que aún le querías, que seguirías sintiendo algo por él por mucho tiempo que pasaras conmigo. Todo este tiempo que hemos estado separados, me he dado cuenta de que quizás me alejase de ti demasiado, pero tenia miedo de que un día no soportas más y volvieras con Jota. No quise decirte nada. Pero me di cuenta demasiado tarde. La moneda solo era una excusa, tarde bastante en deshacerme de ella, y porque no hubo más remedio. Con esa moneda deje de ir nuestro mundo, nuestro destino. Ese día sentí tanta rabia como el día que lo dejamos. Esa es la libertad que tu veías. Siempre fui libre de quererte. Pero se que lo hice mal. No hay nada más que hablar sobre ello.
- Pero Toni... yo....
- No llores. Ahora necesito que escuches lo que te venia a decir. Quiero que borres de tu mente todo lo que te acabo de decir, para que reconsideres lo que te voy a decir.  Lo prometiste.
- Ya, pero ahora no es justo no hablar de ello.
-Lo prometiste. Si quieres soltar algo más sobre ello, jamás volveré a querer saber de ti....no me voy a creer tus palabras.
- ¡Es injusto!
-¿Sabes que es injusto? Que sea yo quien te tenga que venir a decir esto y abrir los ojos. Así que venga, dime que quieres volver sobre el tema de la maldita moneda, ¿eh? ¿o quieres escucharme de una vez?
- ¿A abrir los ojos? Pero que.... vale, te escucho. No diré ni una palabra más sobre esto. Pero esto no puede quedar así y lo sabes.
-Esta bien...deja que me tranquilice. Esto cada vez esta siendo más dificil.
-¿El que Toni? ¿Qué pasa? Me estas asustando...
-mmm...
-Vale, tranquilizate.

Un trago a la cerveza, dos, tres....mejor es perder la cuenta.

-Ya esta. Vale, escuchame.
-Te escucho Toni, dime lo que tengas que decirme.
- Hace poco me encontré con Jota en un bar. Ya sabes lo que decía de él...pero unas cosas llevaron a otras y no me quedo más remedio que hablar con él. Así que cuando por fin hable con él, me di cuenta de que no había superado lo vuestro, me dijo que había quedado contigo, pero que pese a comentarte lo de daros otra oportunidad no tuvo respuesta. Nunca había visto a alguien tan jodido después de tanto tiempo, pensaba que lo había superado, pero no. Cualquier persona de nuestra edad ha superado una relación en ese tiempo, o eso pensaba yo...pero jamás he visto a alguien así. Sabia cualquier detalle de ti, lo estuvimos hablando, como ese lunar que tienes en la espalda junto con otro un poco más grande o que te enfureces por dentro por cualquier tontería pero no lo sueltas hasta que explotas. Quería hablar contigo por Jota. Te quiere muchísimo, como jamás he visto querer a nadie. Creo que deberías hablar con él, darle una oportunidad. Os lo merecéis. Yo solo me metí en medio de una relación que no había acabado aun.


Aquel día, cuando llegue a casa. Mi cabeza no dejaba de darle vueltas a las palabras de Jota. Mi lunares en la espalda. Fíjate tu... claro, eso ya lo sabia Toni. Pero Jota...si, supongo que debería hablar con el.

"¿Quedamos mañana? ¿Donde siempre? Quiero hablar seriamente contigo..."

Según di a la tecla enviar al mensaje para Jota.... un pensamiento rápido se me cruzo por la cabeza. Cuando estuve con Jota para que me diese una oportunidad, Toni me había estado llamando ya. 

P.13. Me gustaste por ser libre, quien soy yo para cambiarte..

Parte 13: "Dos meses más tarde".


Dos meses más tarde...

Desde que cayo en mis manos esa moneda, mi vida ha cambiado completamente. Al menos ahora se lo que quiero de verdad. Nada de juegos.

Cuando estaba en el metro sentada, con mi ataque de ansiedad, no sabia que iba a pasar. Tenia en mis manos todo mi futuro. Ya no tenia que esperar nada. Tenia que decidir. No sabia si Toni me iba a esperar mucho en el bar o como iba a reaccionar ante la noticia de la moneda. Tampoco sabia si Jota seguía esperando mi respuesta que nunca llegaba o que no quería decirle nada hasta que supiera algo de Toni.
En ese momento, con la moneda entre mis manos sudorosas, mi futuro estaba pendiente de un hilo.


Ahora, solo noto tranquilidad dentro de mi cuerpo, se que hice lo correcto. Aunque se que podía no todo tenia que haber salido bien. 

El tacto de las sabanas sobre mi piel es suave, una mano me acaricia la espalda, mientras que siento el calor de su cuerpo. Sus abrazos han llegado a ser mucho mejor de lo que esperaba, jamás hubiera imaginado estar así con él. Ignoro porque me sigue queriendo después de tanto sufrimiento. Pero ahora se que yo le quiero a él, esta vez de verdad. Esta vez, no le voy a dejar escapar por ninguna tonteria. 

Abro los ojos. Me encanta hacerme la dormida para poder sentir como me observas.

 "Buenos días...."

"Buenos días..... ¿ Sabes? Cada  mañana estas más guapo que el día anterior, cada día te quiero más".
  
Me apoyo en su pecho y siento como late su corazón.